ABOGADOS DE DIVORCIO

ABOGADOS DE DIVORCIO

COMPENDIO EN DIVORCIO

Mediante el presente artículo CASA LEX S.A.S pretende realizar una compilación de todos los artículos relacionados con el tema de divorcio, si bien todos cuentan con su propia introducción, hacen alusión a diversas temáticas relacionadas con el asunto.

Con esta publicación lo que pretendemos es generar en nuestros lectores un conocimiento básico de las situaciones a las que se pueden enfrentar en su vida cotidiana y puedan tener un mejor alcance en su manejo.

Esperamos con esto informarlos un poco más acerca de este servicio que prestamos e invitarlos a contactarnos e ingresar a nuestro link.

Con gusto estamos para asesorarlos.

 

DIFERENCIA ENTRE DIVORCIO Y CESACIÓN DE EFECTOS CIVILES

Para dar inicio a este tema, es importante hacer mención de los múltiples casos que se presentan diariamente, en donde las personas manifiestan su deseo de dar por terminado el vínculo matrimonial que sostienen con alguien y lo expresan en todos los casos de la misma manera indicando usualmente la frase “Quiero Divorciarme” ya sea matrimonio civil o católico el que esté de por medio, y es acá, en donde se hace indispensable conocer el acto protocolario que fue llevado a cabo para concretar la unión, esto con el fin de saber cuál será la figura legal que se enunciará al momento del trámite, ya que si el vínculo fue celebrado con el Matrimonio Civil se denomina Divorcio, mientras que cuando media el Matrimonio Católico la figura que cobija a los contrayentes es la Cesación de Efectos Civiles. ( Abogados de Divorcio )

Con respecto a lo anterior, se adjunta la definición estipulada en el Código Civil Colombiano en su artículo 160: 

ARTICULO 160. <EFECTOS DEL DIVORCIO>. <Artículo modificado por el artículo 11 de la Ley 25 de 1992. El nuevo texto es el siguiente:> Ejecutoriada la sentencia que decreta el divorcio, queda disuelto el vínculo en el matrimonio civil y cesan los efectos civiles del matrimonio religioso, así mismo, se disuelve la sociedad conyugal, pero subsisten los deberes y derechos de las partes respecto de los hijos comunes y, según el caso, los derechos y deberes alimentarios de los cónyuges entre sí”.

Realmente, para el tema que se enuncia, el efecto legal es el mismo en ambos casos, pues por medio de dichas figuras se da por terminado el vínculo matrimonial que fue celebrado en su momento, pero la diferencia en los términos obedece a que la religión católica no “permite” que lo unido por Dios sea separado por el hombre, por tal motivo, a través de la figura de Cesación de Efectos Civiles se concluye la relación civil entre los cónyuges, quedando cada uno con plena posibilidad de contraer nuevamente matrimonio, pero, ÚNICAMENTE POR MEDIO DEL MATRIMONIO CIVIL,  lo que quiere decir que no podrá contraer más de una vez matrimonio católico la misma persona, a menos que éste haya sido ANULADO ante la autoridad competente, mientras que el Divorcio que se realice para culminar un matrimonio civil da la posibilidad a los ex cónyuges de retomar su vida marital por medio del matrimonio civil o católico si no lo ha celebrado anteriormente. ( Abogados de Divorcio )

Las causales de Divorcio están expresamente señaladas en el Código Civil Colombiano en su artículo 154, las cuales se muestran a continuación:

ARTICULO 154. <CAUSALES DE DIVORCIO>. <Artículo modificado por el artículo 6 de la Ley 25 de 1992. El nuevo texto es el siguiente:> Son causales de divorcio:

  1. <Aparte tachado INEXEQUIBLE>Las relaciones sexuales extramatrimoniales de uno de los cónyuges, salvo que el demandante las haya consentido, facilitado o perdonado.
  2. El grave e injustificado incumplimiento por parte de alguno de los cónyuges de los deberes que la ley les impone como tales y como padres.
  3. Los ultrajes, el trato cruel y los maltratamientos de obra.
  4. La embriaguez habitual de uno de los cónyuges.
  5. El uso habitual de sustancias alucinógenas o estupefacientes, salvo prescripción médica.
  6. Toda enfermedad o anormalidad grave e incurable, física o síquica, de uno de los cónyuges, que ponga en peligro la salud mental o física del otro cónyuge e imposibilite la comunidad matrimonial.
  7. Toda conducta de uno de los cónyuges tendientes a corromper o pervertir al otro, a un descendiente, o a personas que estén a su cuidado y convivan bajo el mismo techo.
  8. La separación de cuerpos, judicialo de hecho,que haya perdurado por más de dos años.
  9. El consentimiento de ambos cónyuges manifestado ante juez competente y reconocido por éste mediante sentencia.”

Es importante anotar que dentro del matrimonio, sea éste civil o católico, se forma de manera ineludible la Sociedad Conyugal, la cual básicamente es el acumulado de activos y pasivos que conforman el patrimonio común de los cónyuges a partir del inicio de su matrimonio, por tal motivo, al momento de realizarse el Divorcio o la Cesación de los Efectos Civiles, debe realizarse la disolución y liquidación de dicha sociedad, ya que finalmente entre los contrayentes no quedará relación alguna, y esa sociedad será fijada por partes iguales entre ellos, o bien, como de mutuo acuerdo decidan liquidarla. ( Abogados de Divorcio )

Este tema de la Sociedad Conyugal será abordado posteriormente, pero se hace mención del mismo debido a que juega un papel importante al momento de realizarse el trámite que dará fin a la relación marital.    

                                                                                                                   

CARACTERÍSTICAS DEL DIVORCIO

En  el momento actual, en la época en la que vivimos, se ha hecho común el tema del divorcio, el cual es solicitado de manera indistinta por alguno de los cónyuges, bien sea el hombre o la mujer debido a que durante la convivencia dentro del matrimonio algunos asuntos dejaron de ser permisivos; ante esto, cualquiera de ellos o ambos toman decisiones para dar por terminado tal vínculo por vías legales, culminando una relación que ha sido formalizada a través del matrimonio. ( Abogados de Divorcio )

Hoy empezaremos a desglosar el tema del divorcio de matrimonio civil y cesación de efectos civiles de matrimonio religioso

Características del divorcio

  1. Solo se pude solicitar el divorcio de matrimonio civil o cesación de efectos civiles de matrimonio religioso con base estrictamente en las causales estipuladas en el artículo 154 del código civil, por lo tanto, no es posible solicitar el divorcio si no se realiza por alguna de las causales expresadas en la ley.

 

  1. Se puede solicitar el divorcio de matrimonio civil o cesación de efectos civiles de matrimonio religioso por una o varias de las causales presentes en el artículo 154 del código civil, en otras palabras, las causales pueden ser concurrentes.

 

  1. Es de orden público, esto quiere decir que la normativa no puede ser modificada por un contrato o acuerdo privado y siempre se debe de cumplir con lo estipulado en la reglamentación legal para que el divorcio o cesación de efectos civiles de matrimonio religioso surta efecto.

 

  1. El divorcio o cesación de efectos civiles de matrimonio religioso genera responsabilidades a ambos cónyuges, por esto es posible la demanda de reconvención en este tipo de procesos.

 

  1. La causal de divorcio puede prescribir si no se alega a tiempo. (se usan estos términos para mayor claridad, pero en otras publicaciones explicaremos esta situación)

 

CAUSALES DEL DIVORCIO

Recordemos que las causales de divorcio son taxativas, esto es, que solo se puede solicitar el divorcio o la cesación de efectos civiles de matrimonio católico con base estrictamente en las causales del artículo 154 del Código Civil. ( Abogados de Divorcio )

Ahora desglosaremos dichas causales:

ARTICULO 154. <CAUSALES DE DIVORCIO>. <Artículo modificado por el artículo 6 de la Ley 25 de 1992. El nuevo texto es el siguiente:> Son causales de divorcio:

1.<Aparte tachado INEXEQUIBLE> Las relaciones sexuales extramatrimoniales de uno de los cónyugessalvo que el demandante las haya consentido, facilitado o perdonado.

Para alegarse necesariamente tiene que ser demostrada por quien la alega porque tiene la carga de la prueba, en otras palabras quien solicite el divorcio debe de probar que efectivamente existieron las relaciones sexuales extramatrimoniales, para ello podrá usar cualquier medio de prueba aceptado por nuestra legislación. ( Abogados de Divorcio )

  1. El grave e injustificado incumplimiento por parte de alguno de los cónyuges de los deberes que la ley les impone como tales y como padres.

La razón de ser del matrimonio es el cumplimiento de estos deberes, por lo tanto no acatarlos es motivo suficiente para dar por terminada la relación conyugal.

Algunos de los deberes de los cónyuges los podemos encontrar en el código civil en los artículos 176 y siguientes, estos artículos los analizaremos más a fondo posteriormente.

  1. Los ultrajes, el trato cruel y los maltratamientos de obra.

Se trata de la violencia intrafamiliar que también puede ser objeto de denuncia penal y se encuentra regulada en el artículo 229 del código penal

Se demuestra por cualquier medio probatorio.

  1. La embriaguez habitual de uno de los cónyuges.

Debe de cumplir con unos requisitos, que perturbe el desarrollo familiar y que sea una conducta continua, si sucede esporádicamente no se configuraría la causal.

  1. El uso habitual de sustancias alucinógenas o estupefacientes, salvo prescripción médica.

Ese uso debe entenderse como consumo para que se constituya la causal y deben estar expresamente prohibidas por la ley. No basta el simple consumo así sea diario. Esta causal se puede usar solo cuando así lo indique un dictamen psiquiátrico-médico.

  1. Toda enfermedad o anormalidad grave e incurable, física o síquica, de uno de los cónyuges, que ponga en peligro la salud mental o física del otro cónyuge e imposibilite la comunidad matrimonial.

Tiene que tratarse de una enfermedad GRAVE e INCURABLE, la gravedad se relaciona con la afectación en la salud física o síquica del conyugue sano. ( Abogados de Divorcio )

  1. Toda conducta de uno de los cónyuges tendientes a corromper o pervertir al otro, a un descendiente, o a personas que estén a su cuidado y convivan bajo el mismo techo.

Ejemplo: El padre de familia que lleva al infante a un almacén de cadena para guardarle en su cuerpo las cosas que pretende hurtar. También la madre que incita a su hija a la prostitución.

  1. La separación de cuerpos, judicialo de hecho, que haya perdurado por más de dos años.

En esta causal no puede haber interrupción en el tiempo de separación, porque de ser así, el tiempo contaría nuevamente. Si la reconciliación se da en cualquier momento durante esos dos años hay que contar nuevamente los dos años de ahí en adelante. ( Abogados de Divorcio )

Esta casual también se presenta cuando existe separación judicial de cuerpos.

Esta causal la puede alegar incluso la misma persona que dio lugar a ella.

  1. El consentimiento de ambos cónyuges manifestado ante juez competente y reconocido por éste mediante sentencia.

Basta la simple voluntad de ambos de querer terminar el matrimonio, esto quiere decir que no hay que indicar los motivos del mismo.

 

CAUSAL PRIMERA DE  DIVORCIO

Vamos a estudiar más a fondo la causal primera de divorcio o cesación de efectos civiles de matrimonio católico. ( Abogados de Divorcio )

  1. <Aparte tachado INEXEQUIBLE>Las relaciones sexuales extramatrimoniales de uno de los cónyugessalvo que el demandante las haya consentido, facilitado o perdonado.

Para alegarse necesariamente tiene que ser demostrada por quien la alega porque tiene la carga de la prueba, en otras palabras quien solicite el divorcio debe de probar que efectivamente existieron las relaciones sexuales extramatrimoniales, para ello podrá usar cualquier medio de prueba aceptado por nuestra legislación.

La corte constitucional en su evaluación de la causal primera consideró inexequible la excepción “salvo que el demandante las haya consentido, facilitado o perdonado” considera la corte que por las especiales características y su consecuencia de formar una familia no se puede considerar el matrimonio como un simple contrato o convención, por lo tanto, no se puede aceptar que un descuido, perdón o permiso sea suficiente para permitir el incumplimiento de los deberes de los conyugues, además considera la corte que estas actividades permisivas son producto del desarrollo del matrimonio en intentos de mantener la relación pero que el legislador no debe inmiscuirse en estas decisiones privadas. ( Abogados de Divorcio )

 

SENTENCIA C-600/00

Los componentes afectivos y emocionales que comprende la relación matrimonial impiden considerar el aparente descuido de uno de los cónyuges ante faltas que el ordenamiento legal consagre como causales de divorcio y que cometa el otro, como un acto de negligencia asimilable a la propia culpa como eximente de responsabilidad. Tampoco, por las mismas razones, puede atribuirse al perdón dentro del matrimonio un efecto definitivo y fijo. E inclusive, el aparente consentimiento de uno de los integrantes de la pareja ante una conducta impropia del otro, no puede verse como una manifestación de culpa o dolo que con el tiempo enerve la posibilidad del cónyuge ofendido para solicitar el divorcio”.

(…)

“Al atribuirle al perdón o al consentimiento que haya prestado uno de los miembros de la pareja a las relaciones sexuales extramatrimoniales del otro, un efecto como el que asigna la norma demandada, el legislador se está inmiscuyendo en el fuero íntimo de los cónyuges, en el devenir de sus emociones y sus afectos, en su esfuerzo por adecuarse en un momento dado a las conductas de su pareja. De esa manera atribuye a estas emociones, afectos y esfuerzos propios de una relación esencialmente mutante y vital unos efectos definitivos e ignora que estas formas de aceptación y justificación de conductas ofensivas que en muchos casos pueden ser admitidas por el ofendido sin que él tenga real conciencia del daño que ha sufrido. Consciencia que puede cobrar fuerza con el paso de los años y transformar en intolerable lo que en otro momento se consideró aceptable o justificable. Se contraría, pues, el artículo 15 del ordenamiento superior, que dispone que “todas las personas tienen derecho a su intimidad personal y familiar”, la cual es deber del Estado respetar y hacer respetar”.

(…)

“la norma demandada contraría el derecho al libre desarrollo de la personalidad de los cónyuges (Artículo 16 C.P.) y su libertad de conciencia al valorar actitudes individuales o conjuntas propias de la intimidad de la pareja, así éstas consistan en facilitar, consentir o perdonar las relaciones sexuales extramatrimoniales del otro. En síntesis, las realizaciones corporales o afectivas propias del vivir en pareja corresponden a la esfera individual de cada uno de sus miembros y ni siquiera el cónyuge está autorizado para censurarlas”.

 

CAUSAL SEGUNDA DE  DIVORCIO PARTE UNO

Vamos a estudiar más a fondo la causal segunda de divorcio o cesación de efectos civiles de matrimonio católico consagrada en el artículo 154 del Código Civil. ( Abogados de Divorcio )

  1. El grave e injustificado incumplimiento por parte de alguno de los cónyuges de los deberes que la ley les impone como tales y como padres.

La razón de ser del matrimonio además de formar una familia es el cumplimiento de estos deberes, por lo tanto no acatarlos es motivo suficiente para dar por terminada la relación conyugal.

Esta causal trata sobre el incumplimiento de los deberes de los cónyuges, en este sentido, la doctrina ha identificado estos deberes como el deber de cohabitación, fidelidad, socorro, y ayuda. ( Abogados de Divorcio )

  1. COHABITACIÓN: Está consagrado en el artículo 113 del Código Civil.

ARTICULO 113. <DEFINICION>. El matrimonio es un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen con el fin de vivir juntos, de procrear y de auxiliarse mutuamente”.

Esta obligación es la más importante de la relación conyugal porque dicha relación no se puede limitar solo al plano formal o a una simple apariencia, por el contrario lo que pretende es la convivencia de las partes y como se ha mencionado anteriormente la formación de la familia. La obligación de cohabitación implica compartir techo, mesa y lecho.

Es importante agregar lo manifestado en la sentencia de unificación SU-214/16, en cuanto al matrimonio igualitario que es permitido hoy en día en nuestro país.

“Es una contradicción evidente afirmar que las parejas del mismo sexo constituyen familia, pero que para contraer un vínculo marital y solemne, deban hacerlo recurriendo a una figura jurídica no sólo diferente de aquella aplicable para las parejas heteroafectivas, sino con efectos jurídicos reducidos e inciertos (contrato civil innominado). Hombres y mujeres forman parte de la especie humana y la igualdad implica dar un trato igual a los que son iguales.

 

Un sistema constitucional y democrático no admite la existencia de dos categorías de ciudadanos: unas mayorías que gozan del derecho a contraer matrimonio civil y unas minorías que están injustamente desprovistas de éste”.

“(…) con relación a las cuestiones de fondo, la Corte decidió que los principios de la dignidad humana, la libertad individual y la igualdad implican que todo ser humano pueda contraer matrimonio civil, acorde con su orientación sexual (método de interpretación sistemático). Consideró que celebrar un contrato civil de matrimonio entre parejas del mismo sexo es una manera legítima y válida de materializar los principios y valores constitucionales y una forma de asegurar el goce efectivo del derecho a la dignidad humana, la libertad individual y la igualdad, sin importar cuál sea su orientación sexual o identidad de género”.

ARTICULO 177. <DIRECCIÓN DEL HOGAR>. <Artículo modificado por el artículo 10 del Decreto 2820 de 1974. El nuevo texto es el siguiente:> El marido y la mujer tienen conjuntamente la dirección del hogar. Dicha dirección estará a cargo de uno de los cónyuges cuando el otro no la pueda ejercer o falte. En caso de desacuerdo se recurrirá al juez o al funcionario que la ley designe”.

ARTICULO 178. <OBLIGACIÓN DE COHABITACIÓN>. <Artículo modificado por el artículo 11 del Decreto 2820 de 1974. El nuevo texto es el siguiente:> Salvo causa justificada los cónyuges tienen la obligación de vivir juntos y cada uno de ellos tiene derecho a ser recibido en la casa del otro”.

 

ARTICULO 179. <RESIDENCIA DEL HOGAR>. <Artículo modificado por el artículo 12 del Decreto 2820 de 1974. El nuevo texto es el siguiente:> El marido y la mujer fijarán la residencia del hogar. En caso de ausencia, incapacidad o privación de la libertad de uno de ellos, la fijará el otro. Si hubiere desacuerdo corresponderá al juez fijar la residencia teniendo en cuenta el interés de la familia.

Los cónyuges deberán subvenir a las ordinarias necesidades domésticas, en proporción a sus facultades”.

  1. FIDELIDAD: Su finalidad es conservar el carácter excluyente del matrimonio, mediante la abstención de las relaciones sexuales con persona diferente al cónyuge.

 

Esta obligación es por sí misma una causal de divorcio o cesación de efectos civiles de matrimonio católico regulada en el artículo 154 del c.c. numeral primero. ( Abogados de Divorcio )

ARTICULO 154. <CAUSALES DE DIVORCIO>. <Artículo modificado por el artículo 6 de la Ley 25 de 1992. El nuevo texto es el siguiente:> Son causales de divorcio:

  1. <Aparte tachado INEXEQUIBLE>Las relaciones sexuales extramatrimoniales de uno de los cónyuges,salvo que el demandante las haya consentido, facilitado o perdonado”.

 

CAUSAL SEGUNDA DE  DIVORCIO PARTE DOS

Continuemos el estudio de la causal segunda de divorcio o cesación de efectos civiles de matrimonio católico consagrada en el artículo 154 del Código Civil. ( Abogados de Divorcio )

  1. El grave e injustificado incumplimiento por parte de alguno de los cónyuges de los deberes que la ley les impone como tales y como padres.

Daremos continuidad a los deberes de los cónyuges en relación con la causal segunda de divorcio, revisaremos las obligaciones de SOCORRO y AYUDA MUTUA.

  1. SOCORRO: Esta obligación va directamente relacionada con el deber de pagarse alimentos recíprocamente, pero este deber no se agota solo en el cumplimiento de los deberes, es decir, no se limita a suministrar alimentos por el contrario busca un apoyo reciproco en cualquier evento de necesidad apremiante.

 

SENTENCIA T-506/11

(…) “La obligación alimentaria entre esposos se ve materializada en virtud del principio de reciprocidad y solidaridad que se deben entre sí, y por ende la obligación recíproca de otorgar lo necesario para garantizar la subsistencia cuando uno de sus miembros no se encuentre en posibilidad de suministrárselos por sus propios medios. Entre los esposos la obligación de solidaridad se despliega en los deberes de socorro y ayuda mutua que se originan por el vínculo matrimonial, los cuales pueden subsistir inclusive cuando media separación de cuerpos o su disolución”(…)

  1. DEBER DE AYUDA MUTUA: Se refiere al apoyo físico y moral de los cónyuges entre sí en todas las circunstancias de la vida, como la vejez o enfermedad (mientras no sea grave e incurable porque podría considerarse una causal de divorcio o cesación de efectos civiles de matrimonio católico) ( Abogados de Divorcio )

ARTICULO 176. <OBLIGACIONES ENTRE CONYUGES>. <Artículo modificado por el artículo 9o. del Decreto 2820 de 1974. El nuevo texto es el siguiente:> Los cónyuges están obligados a guardarse fe, a socorrerse y ayudarse mutuamente, en todas las circunstancias de la vida”.

 

SENTENCIA C-727 DE 2015

(…)

“El matrimonio genera dos tipos de efectos. Los personales,  remiten al conjunto de derechos y obligaciones que se originan para los cónyuges entre sí y respecto de sus hijos, tales como la obligación de fidelidad, socorro y ayuda mutua y convivencia (…)”.

 

CAUSAL TERCERA DE  DIVORCIO

  1. Los ultrajes, el trato cruel y los maltratamientos de obra.

Se trata de la violencia intrafamiliar que también puede ser objeto de denuncia penal y se encuentra regulada en el artículo 229 del código penal. ( Abogados de Divorcio )

Gracias a la SENTENCIA T-967/14, esta causal se ha hecho adecuadamente extensible a todas las formas de maltrato; antes de dicha sentencia se consideraba que la causa solo podría aceptarse si se demostraba el daño físico sufrido por la victima, situación que va en contravía de la realidad ya que la violencia no se limita a las agresiones físicas y nadie debe sobrellevar una relación con continuas agresiones sicológicas. ( Abogados de Divorcio )

Desglosemos entonces los términos tratados en la causal.

ULTRAJES: Son considerados los ataques a la sique de la persona y no se presenta violencia física; en este caso la violencia se caracteriza por ser verbal, escrita o no verbal (señas ofensivas).

TRATO CRUEL: Se considera trato cruel los ultrajes públicos sin llegar a la afectación física.

MALTRATAMIENTOS DE OBRA: Es la violencia física como tal que puede ser demostrada a simple vista.

En cualquiera de las anteriores situaciones debe de presentarse un daño grave; el daño debe ser suficiente para considerar que realmente se afecto los derechos que se pretenden proteger.

SENTENCIA T-967/14

(…) “La violencia psicológica se ocasiona con acciones u omisiones dirigidas intencionalmente a producir en una persona sentimientos de desvalorización e inferioridad sobre sí misma, que le generan baja de autoestima. Esta tipología no ataca la integridad física del individuo sino su integridad moral y psicológica, su autonomía y desarrollo personal y se materializa a partir de constantes y sistemáticas conductas de intimidación, desprecio, chantaje, humillación, insultos y/o amenazas de todo tipo” (…)

La violencia intrafamiliar que está penalizada en nuestro país, se integra a esta causal.

CÓDIGO PENAL

ARTICULO 229. VIOLENCIA INTRAFAMILIAR. <Artículo CONDICIONALMENTE exequible> <Artículo modificado por el artículo 33 de la Ley 1142 de 2007. El nuevo texto es el siguiente:> El que maltrate física o sicológicamente a cualquier miembro de su núcleo familiar, incurrirá, siempre que la conducta no constituya delito sancionado con pena mayor, en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años.

La pena se aumentará de la mitad a las tres cuartas partes cuando la conducta recaiga sobre un menor, una mujer, una persona mayor de sesenta y cinco (65) años o que se encuentre en incapacidad o disminución física, sensorial y psicológica o quien se encuentre en estado de indefensión.

PARÁGRAFO. A la misma pena quedará sometido quien, no siendo miembro del núcleo familiar, sea encargado del cuidado de uno o varios miembros de una familia en su domicilio o residencia, y realice alguna de las conductas descritas en el presente artículo.

ARTICULO 230. MALTRATO MEDIANTE RESTRICCION A LA LIBERTAD FISICA. <Penas aumentadas por el artículo 14 de la Ley 890 de 2004, a partir del 1o. de enero de 2005. El texto con las penas aumentadas es el siguiente:> El que mediante fuerza restrinja la libertad de locomoción a otra persona mayor de edad perteneciente a su grupo familiar o en menor de edad sobre el cual no se ejerza patria potestad, incurrirá en prisión de dieciséis (16) a treinta y seis (36) meses y en multa de uno punto treinta y tres (1.33) a veinticuatro (24) salarios mínimos legales mensuales vigentes, siempre que la conducta no constituya delito sancionado con pena mayor.

PARÁGRAFO. <Parágrafo adicionado por el artículo 32 de la Ley 1257 de 2008. El nuevo texto es el siguiente:> Para efectos de lo establecido en el presente artículo se entenderá que el grupo familiar comprende los cónyuges o compañeros permanentes; el padre y la madre de familia, aunque no convivan en un mismo lugar; los ascendientes o descendientes de los anteriores y los hijos adoptivos; todas las demás personas que de manera permanente se hallaren integradas a la unidad doméstica. La afinidad será derivada de cualquier forma de matrimonio, unión libre.

ARTÍCULO 230-A. EJERCICIO ARBITRARIO DE LA CUSTODIA DE HIJO MENOR DE EDAD. <Artículo adicionado por el artículo 7 de la Ley 890 de 2004. El nuevo texto es el siguiente:> El padre que arrebate, sustraiga, retenga u oculte a uno de sus hijos menores sobre quienes ejerce la patria potestad con el fin de privar al otro padre del derecho de custodia y cuidado personal, incurrirá, por ese solo hecho, en prisión de uno (1) a tres (3) años y en multa de uno (1) a dieciséis (16) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

 

CAUSAL CUARTA Y QUINTA DE  DIVORCIO

  1. La embriaguez habitual de uno de los cónyuges.

La ocurrencia de esta causal debe de cumplir con unos requisitos, los cuales son que perturbe el desarrollo familiar y que sea una conducta continua, si sucede esporádicamente no se configuraría la causal. ( Abogados de Divorcio )

La embriaguez debe considerarse el estado en el cual la persona se encuentra en un estado de aturdimiento o perturbación síquica ocasionada por el consumo excesivo del alcohol, en otras palabras el consumo moderado de alcohol que no desemboque en la pérdida de capacidades cognitivas, no podrá encuadrar en la causal.

La habitualidad va direccionada a que la conducta se considere algo común, consuetudinario, rutinario, de tal forma que presente un perjuicio a la vida conyugal o familiar; esto quiere decir que un consumo moderado del alcohol, esporádico, eventual no sería suficiente para considerarse dentro de la causal. ( Abogados de Divorcio )

Es importante señalar también que no se trata del alcoholismo que es catalogado como una enfermedad.

  1. El uso habitual de sustancias alucinógenas o estupefacientes, salvo prescripción médica.

Ese uso debe entenderse como consumo para que se constituya la causal y deben estar expresamente prohibidas por la ley. No basta el simple consumo así sea diario. Esta causal se puede usar solo cuando así lo indique un dictámen psiquiátrico-médico. ( Abogados de Divorcio )

Igual que con la causal cuarta, el consumo de estas sustancias debe perturbar la paz en el matrimonio, que no permita el cumplimiento de los deberes del cónyuge, que genere malestar y/o perturbación en el hogar etc.

 

CAUSAL SEXTA DE  DIVORCIO

  1. Toda enfermedad o anormalidad grave e incurable, física o síquica, de uno de los cónyuges, que ponga en peligro la salud mental o física del otro cónyuge e imposibilite la comunidad matrimonial.

Tiene que tratarse de una enfermedad GRAVE e INCURABLE, la gravedad se relaciona con la afectación en la salud física o síquica del cónyuge sano. ( Abogados de Divorcio )

 

SENTENCIA C-246/02

“Mediante el artículo 6 de la Ley 25 de 1992 el legislador armoniza entre los deberes conyugales y los derechos de los cónyuges ante una situación extrema que reúne tres condiciones: 1) la enfermedad o discapacidad grave e incurable de uno de los cónyuges; 2) la consecuente amenaza a la salud del otro; y, 3) la imposibilidad de la comunidad matrimonial. Sólo la concurrencia de estas tres condiciones justifica la disolución del vínculo matrimonial”.

Vemos entonces tres requisitos que se deben de cumplir para que sea aplicable la causal. ( Abogados de Divorcio )

  1. La enfermedad o discapacidad grave e incurable de uno de los cónyuges
  2. La consecuente amenaza a la salud del otro
  3. La imposibilidad de la comunidad matrimonial.

Como se trata de la ponderación de derechos en la relación matrimonial, en la cual se encuentran en pugna los derechos del cónyuge enfermo y los derechos del cónyuge saludable, la legislación y jurisprudencia colombiana han establecido que para aplicar dicha causal se deben cumplir unas exigencias mínimas, en busca de evitar que uno de los cónyuges falte a sus deberes escudándose en la existencia de la causal. ( Abogados de Divorcio )

Concurrencia de los requisitos para aplicar la causal sexta de divorcio o cesación de efectos civiles de matrimonio católico. ( Abogados de Divorcio )

 

SENTENCIA C-246/02

“Las condiciones para que se configure la causal 6ª de divorcio son concurrentes. No basta que la enfermedad o discapacidad grave e incurable de uno de los cónyuges afecte la salud física o mental del otro cónyuge. Tampoco basta que dicha enfermedad o discapacidad haga imposible la comunidad matrimonial. La ocurrencia de una sola de estas condiciones es insuficiente para invocar el divorcio. Ambas condiciones deben concurrir para que el juez pueda declarar la disolución del vínculo matrimonial, con lo que el legislador ha hecho bastante exigente el divorcio por razones de enfermedad o discapacidad”.

Revisemos entonces cada uno de los requisitos y lo dicho por la Corte Constitucional sobre el tema.

Recordemos que los requisitos son concurrentes, esto quiere decir que se deben cumplir los tres requisitos al mismo tiempo para que se dé aplicabilidad a la causal de divorcio o cesación de efectos civiles de matrimonio católico. ( Abogados de Divorcio )

  1. La enfermedad o discapacidad grave e incurable de uno de los cónyuges

Podríamos decir que dentro de este requisito existen otros dos sub-requisitos.

 

SENTENCIA C-246/02

“La causal 6ª de divorcio no alude a cualquier enfermedad o discapacidad. No basta para pretender la disolución del vínculo matrimonial con que uno de los cónyuges esté enfermo o se vea afectado por una discapacidad. De hecho, la obligación conyugal de socorro y ayuda es exigible especialmente en situaciones como éstas que afectan a uno de los miembros de la pareja. Es en  circunstancias de debilidad o necesidad donde adquiere mayor trascendencia la obligación del cónyuge sano de prestar socorro y auxilio al otro. Tampoco basta que la enfermedad o discapacidad sea grave. 

De este modo, para que se configure la primera condición contemplada por el legislador para admitir el divorcio se requiere que además de la gravedad de la enfermedad o discapacidad, ella sea incurable. Se requiere la existencia de una afección que tiene vocación de permanencia e irremediabilidad, circunstancia que, en todo caso, deberá ser  concurrente con los otros dos requerimientos establecidos por la disposición demandada”.

  1. La consecuente amenaza a la salud del otro.

Existen enfermedades graves e incurables que no impiden llevar una vida tranquila; enfermedades o discapacidades que a pesar de las dificultades que puedan traer a la vida familiar no presentan una gran afectación a sus miembros y no llevan peligro de enfermar al cónyuge saludable; un claro ejemplo son las discapacidades que afectan los miembros inferiores del cuerpo, este tipo de situaciones no afectan la salud física o síquica del cónyuge saludable, por lo tanto a pesar de ser grave e incurable no se podría solicitar el divorcio por medio de esta causal. ( Abogados de Divorcio )

 

SENTENCIA C-246/02

“La enfermedad o discapacidad del cónyuge, en atención a su gravedad y pese a su carácter de incurable, no exoneran al cónyuge de sus deberes conyugales.  Se requiere, además, que esta situación incida en el otro cónyuge, esto es, que ponga en peligro su salud. De esta forma, la causal de divorcio presupone unas circunstancias extremas donde se verifica la afectación del derecho a la salud del cónyuge que invoca la causal y donde cobra relevancia el deber que éste tiene de cuidado de su propia salud”.

  1. La imposibilidad de la comunidad matrimonial.

 

SENTENCIA C-246/02

“Se requiere, finalmente, que la situación afecte severamente el proyecto de vida familiar a tal punto que la comunidad de vida se torne imposible. El legislador ha optado, de esta manera, por proteger la autonomía de la persona quien, deseando mantener la comunidad matrimonial, se enfrenta ante la imposibilidad fáctica de hacerlo, ya que la enfermedad o discapacidad grave e incurable además de amenazar su salud impide la vida en comunidad matrimonial. Llegado a este punto, el legislador considera razonable no exigir a la persona del cónyuge permanecer casada”.

OBLIGACIÓN ALIMENTARIA

Nuestra legislación tiene un gran vacío al no regular los alimentos debidos referentes a la causal sexta de divorcio o cesación de efectos civiles de matrimonio católico, pero la Corte Constitucional en la sentencia C-246/02 mediante una interpretación analógica de la ley abrió las puertas para que el cónyuge saludable le deba alimentos al cónyuge enfermo, siempre y cuando se tomen en cuenta tres criterios de evaluación. ( Abogados de Divorcio )

 

SENTENCIA C-246/02

“La legislación civil no prevé específicamente esta posibilidad habida cuenta de que cuando se invoca esta causal no hay propiamente un cónyuge culpable y otro inocente. No obstante, en las normas vigentes sobre alimentos se encuentran criterios pertinentes que pueden ser aplicados por analogía por el juez competente en cada caso. Estos criterios se refieren a diversos aspectos dentro de los cuales cabe destacar los siguientes. Primero, el criterio de necesidad. Si el cónyuge enfermo o anormal no necesita los alimentos para subsistir de manera digna y autónoma, no tiene derecho a exigirlos. En el mismo sentido, si éste necesita tales alimentos para dicho fin, tendrá derecho a ellos en una cuantía razonable a la luz del propósito de asegurarle una vida digna con un grado de autonomía compatible con las limitaciones derivadas de su enfermedad o anormalidad. Segundo, el criterio de capacidad. El monto de los alimentos ha de guardar relación con la capacidad económica del alimentante. Así, el alimentante no puede ser obligado a pagar una suma desproporcionada dada su condición socio-económica y sus ingresos, sin perjuicio de que la cuantía de los alimentos evolucione con los cambios en la capacidad económica del alimentante. Tercero, el criterio de permanencia. Dados los avances de la medicina y de la ciencia en general, la situación del alimentado puede cambiar de tal manera que las condiciones que le hacían imposible subsistir digna y autónomamente sin los alimentos disminuyan – caso en el cual la cuantía de los alimentos podría bajar – o terminen por desaparecer – caso en el cual el alimentante no tendrá que seguir pagando alimentos que han dejado de ser necesarios para la subsistencia digna y autónoma del hasta entonces alimentado.

 

CAUSAL SÉPTIMA, OCTAVA Y NOVENA DE  DIVORCIO

  1. Toda conducta de uno de los cónyuges tendientes a corromper o pervertir al otro, a un descendiente, o a personas que estén a su cuidado y convivan bajo el mismo techo.

Esta causal busca mantener a todo el círculo familiar de conductas inadecuadas, ilegales o dañinas

Ejemplo: El padre de familia que lleva al infante a un almacén de cadena para guardarle en su cuerpo las cosas que pretende hurtar. También la madre que incita a su hija a la prostitución. El padre que incita a beber a su hijo menor. ( Abogados de Divorcio )

  1. La separación de cuerpos, judicial o de hecho, que haya perdurado por más de dos años.

 

SENTENCIA C-1495/00

“Como la convivencia de la pareja que se une en vínculo matrimonial, no puede ser coaccionada -como se dijo- resulta constitucional que probada la interrupción de la vida en común se declare el divorcio, así el demandado se oponga, porque su condición de cónyuge inocente no le otorga el derecho a disponer de la vida del otro -artículo 5° C.P.-. De tal manera que cuando uno de los cónyuges demuestra la interrupción de la vida en común procede la declaración de divorcio porque un vínculo que objetivamente ha demostrado su inviabilidad, no puede, invocando el artículo 42 de la Constitución Nacional, mantenerse vigente debido a que es precisamente esta disposición la que promueve el respeto, la unidad y armonía de la familia y estas condiciones solo se presentan cuando a la pareja la une el vínculo estable de afecto mutuo”

En esta separación no podrá haber interrupción en el tiempo (2 años) porque el tiempo contaría nuevamente. Si la reconciliación se da en cualquier momento durante esos dos años una vez vuelvan a separarse se volverá a contar el término desde día 1 hasta los dos años. ( Abogados de Divorcio )

Esta casual también se presenta cuando existe separación judicial de cuerpos.

Esta causal la puede alegar incluso la misma persona que dio lugar a ella.

  1. El consentimiento de ambos cónyuges manifestado ante juez competente y reconocido por éste mediante sentencia.

Basta la simple voluntad de querer terminar el matrimonio, esto quiere decir que no hay que indicar los motivos del mismo. ( Abogados de Divorcio )

La ley 962 de 2005 en su artículo 34 faculta a los cónyuges que por mutuo acuerdo quieran adelantar el trámite de divorcio lo puedan realizar en las notarias del país, facilitando el proceso y descongestionando los despachos judiciales.

“ARTÍCULO 34. DIVORCIO ANTE NOTARIO. Podrá convenirse ante notario, por mutuo acuerdo de los cónyuges, por intermedio de abogado, mediante escritura pública, la cesación de los efectos civiles de todo matrimonio religioso y el divorcio del matrimonio civil, sin perjuicio de la competencia asignada a los jueces por la ley.

El divorcio y la cesación de los efectos civiles ante notario, producirán los mismos efectos que el decretado judicialmente.

PARÁGRAFO. El Defensor de Familia intervendrá únicamente cuando existan hijos menores; para este efecto se le notificará el acuerdo al que han llegado los cónyuges con el objeto de que rinda su concepto en lo que tiene que ver con la protección de los hijos menores de edad”.

Esperamos que este compendio les brinde un poco de luces en cuanto a al tema del divorcio. ( Abogados de Divorcio )

CONTACTO

Whatsapp: +57 301 643 7844

Correo Electrónico: casalexabogados@gmail.com

Instagram: casa_lex_abogados_medellin

Facebook:   /CasaLexabogados